Login

Register

Login

Register

MACARONS: NUESTRA RECETA PASO A PASO

MACARONS: NUESTRA RECETA PASO A PASO

Los macarons son esas famosas galletas francesas de colores crujientes por fuera y suaves por dentro. Hechas de merengue y almendra, podemos encontrarlas de diferentes sabores: chocolate, fresa, limón, pistacho… En este post te vamos a contar cómo surge este delicioso postre francés y, por supuesto, te enseñamos a prepararlo.

HISTORIA DE LOS MACARONS

Aunque se les atribuye el título de francesas, realmente son italianas, pero esta relación con Francia no se le atribuye sin más, ya que estas están fuertemente ligadas a la tradición de este país. Y es que los macarons ya se servían en la boda de Luis XIV, para en la actualidad mostrarse en los escaparates de las mejores pastelerías del mundo.

QUÉ SON LOS MACARONS

Cuando pensamos en macarons sin duda nos transportamos a Francia y a su famosa pastelería Ladurée, y fue precisamente Pierre Desfontaines, pastelero de esta pastelería francesa, el que introdujo la combinación de dos macarons con un ganache, es decir, lo que actualmente conocemos como macarons.

Los macarons son galletas de colores tradicionales de francia. Se elaboran con clara de huevo, almendra molida, azúcar y colorante; lo que le otorga una textura similar a la espuma de merengue. Se monta en dos mitades y se rellena su interior con diferentes sabores.

Aunque suene sencillo, preparar macarons no es nada fácil, ya que como cualquier postre que lleve clara de huevo, es raro que salga bien la primera vez que se prepara. Pero no te preocupes, porque a continuación te vamos a contar los secretos para preparar unos buenos macarons sin morir en el intento, con tips para que te salgan perfectos. ¿Preparada?

RECETA DE MACARONS

PREPARACIÓN

Lo primero que haremos será tamizar la harina de almendras para evitar que se formen grumos. Lo haremos junto con el azúcar glas, repitiendo el proceso unas 3 o 4 veces y reservamos la mezcla.

Con unas varillas, y preferiblemente ayudándonos de un robot de cocina, batimos las claras a máxima velocidad. Estas claras deberán estar previamente envejecidas. Esto significa que habrá que dejarlas fuera de la nevera toda la noche a temperatura ambiente en un bol tapado con papel film.

Cuando las claras se empiecen a montar, es decir, cuando empiece a salir espuma, añadiremos poco a poco el azúcar blanco, y cuando estén a punto de montarse del todo añadiremos el colorante en gel. En función del color que queramos conseguir añadiremos más o menos cantidad, teniendo en cuenta que el color siempre perderá intensidad al hornearse.

Cuando las claras estén perfectamente montadas lo sabremos porque se quedan dentro de las varillas y se forman picos en la mezcla al batir.

Ahora pasaremos a preparar el macaronage. Este paso es muy importante porque si se hace mal echará a perder nuestros macarons. Introduciremos en un bol las claras batidas y la mitad de la mezcla de las almendras con el azúcar glas y la mezclaremos con una espátula grande y movimientos envolventes.

En cuanto hagamos esto las claras empezarán a bajarse, pero mezclaremos hasta que la mezcla esté bien integrada. Cuando lo esté, añadiremos la otra mitad de la mezclar y seguiremos revolviendo con movimientos envolventes.

En este momento tenemos que tener mucho cuidado de no quedarnos cortos con el mezclado pero tampoco pasarnos, incluso es mejor quedarse corto, porque si nos pasamos quedará una masa demasiado líquida y no conseguiremos la consistencia de los macarons.

Montaremos una manga pastelera con una boquilla del nº 10 y formaremos los macarons. Es importante que todos tengan el mismo tamaño y para ello utilizaremos un tapete para macarons que tenga marcas con la forma y el tamaño deseado.

Para formar los macarons apretaremos la manga pastelera en perpendicular a la superficie hasta que se forme una bola casi del mismo tamaño que la plantilla del tapete porque después aumentará levemente de tamaño.

Cuando ya tengamos nuestros macarons formados los pondremos sobre una bandeja de horno y los dejaremos reposar a temperatura ambiente hasta que la capa de arriba esté seca y lisa. Este proceso depende de la época del año y del calor que haga, puede tardar desde 20 o 30 minutos a 3 horas.

Cuando la superficie esté seca y lisa los colocaremos dentro del horno con calor arriba y abajo, sin aire, a 150ºC durante unos 13 minutos. A mitad de horneado deberemos abrir la puerta del horno para dejar salir el vapor, y si vemos que se están tostando demasiado por encima entonces le bajaremos la temperatura al horno. Sabremos que están hechos cuando la superficie esté endurecida y la base se despegue del tapete.

Una vez los saquemos del horno no los levantaremos del tapete hasta que no estén completamente fríos, y los rellenaremos de lo que prefiramos con una manga pastelera, colocando el relleno en la parte inferior del macaron y tapándolo con otro macaron. ¡Y listo! ¡Ya puedes disfrutar de tus macarons!

Os dejamos también nuestra recomendación de lectura: Julie & Julia, de Jullie Powell. Y, por supuesto, ¡su adaptación cinematográfica protagonizada por Meryl Streep y Amy Adams!

No Comments

Post A Comment